lunes, 29 de junio de 2015

Es hora de soltar lastre...






Deja libre tu pluma que sea ella quien mueva tu dedos.
No pienses, déjala libre, ella sabrá sostenerlos.
Tiene cosas que decir sabe de tus miedos, quiere romperlos de lleno porque tu alma está triste si los guarda tan dentro.

Sabe de tu armadura y tu obsesión por brillarla.
Sabe de tu título de caballero.
Ella lo siente... 
Y lo escribe en silencio… 
Sabe lo que te pesa y que estás atrapado dentro. 
Te has impuesto un título creyendo que tu destino era ese, el ser perfecto ante el mundo, pero te estás muriendo por dentro. 
Tu armadura brilla, es fuerte y lustrosa, te da imagen de caballero, el mundo reclama tu ayuda, se apoya, tú te mantienes regio. 
La foto es perfecta, hasta llegaste a creértelo. 
Fuerte, correcto, sabio y recio.
Pero lo cierto es que estás triste, cansado y lleno de desasosiego. 
Esa armadura lustrosa está cargada de farsas, de historias que te vendieron, que tú nunca compraste pero quisiste creerlo.
Ahora, su peso es tan fuerte que llega a oprimir tu pecho, 
No puedes con tanta carga, te asfixia, tu alma se muere adentro. Intentas arrancarla sin éxito. 
Te crees y presumes de hombre perfecto, muchos te ponen de ejemplo.

Te has cargado el mundo a la espalda, uffff, ¡demasiado peso! 
Todos viven su vida, a ti no se te permite hacerlo.
Te nutres de pequeñas ilusiones que sólo pueden ser un secreto.
Porque nadie entendería que necesitaras afecto, que estés doblado por dentro aunque la armadura disimule el efecto. 
Has llegado hasta aquí y ya no puedes con ello.
Liberarte de la armadura es un camino complejo. 
Encuéntrate contigo mismo, ahí hallarás el secreto.
Te espera un camino difícil, pero deberás recorrerlo. 
Comienza por amarte a ti mismo y el amor que creías hasta ahora se te revelará cruento, porque necesitar con egoísmo no es amor del sincero. 
Deberás cambiar de ambición no es buena la de la mente, quédate sólo con la del corazón.
Es hora de conquistar los dragones, esos que se llaman miedoque colonizan tu cabeza desde ni sabes el tiempo.
Si sales invicto en la lucha, Voluntad Osadía volverán a ocupar su puesto.  
Al otro lado del miedo morían de agonía... anhelando su genuino caballero. Ese que volará a  lo alto de la cima aceptándose de nuevo.
Porque el AMOR sólo lo encuentra un auténtico caballero, 
sin armaduras y sin miedos…. 

Para todas las personas (hombres y mujeres) que, intentando "parecer" perfectos, cargan una pesada mochila a su espalda y de tanto aparentar y arrastrar... se olvidaron de vivir.

Inspirado en el libro: "El Caballero de la armadura oxidada" 
(Robert Fisher)

Esther de Paz

lunes, 15 de junio de 2015

Mi ADN es la Gestión del Éxito







Dani Martín se pasea por mi cabeza, campa a sus anchas recorriendo cada una de mis neuronas, a su paso se activan, comentan entre ellas... ¡Qué bonita es la vida!

Se desperezan unas a otras con codazos de complicidad, #sonríen, se contagian de emoción, consiguen envolverme, me activan y sin ser ni siquiera consciente…. El problema que rondaba en mi cabeza ¡está resuelto!

Llevas días preocupado por la estrategia comercial, técnicas de venta, un plan difícil pues cada vez es más complicado vender. 
Los clientes, (y tú mismo cuando te pones en su piel), están saturadas de tanta oferta, llamadas a cualquier hora, whatsapp, correos en la bandeja de entrada  ofreciendo la “panacea” para casi cualquier cosa. ¡Humo!

Bombardeos de publicidad por todas partes, estés donde estés, leas lo que leas, escuches la radio o veas la TV, la publicidad es intrusiva y lo peor es que ni siquiera capta tu atención, sólo te molesta.
Realmente es complicado vender, está ya todo inventado.

Entonces ¿por qué el Éxito de algunas empresas, marcas, personas…?

De pronto, entre la voz de Dani Martín se escucha un sonido, pones atención y es tu teléfono, alguien te plantea un problema que tú debes resolver y debes hacerlo de forma brillante, porque si han acudido a ti no  puedes permitirte defraudar esa confianza, ¡lo sabes! te preocupa, le das vueltas… es complicado pero… ¡te gustan los retos!

Y escuchas…

Qué bonita la vida 
Que da todo de golpe
 
Y luego te lo quita
Te hace sentir culpable
A veces cuenta contigo
A veces ni te mira
Que bonita la vida. 
Qué bonita la vida 
Cuando baila su baile
Que se vuelve maldito
Cuando cambia de planes
Ahora juega contigo
Otras tantas comparte
Qué bonita la vida 


Y piensas...

Qué bonita la vida que cada día me ofrece oportunidades, sorpresas, retos, me brinda la ocasión de aprender, de crecer, de avanzar, de superarme, de ser mejor profesional, mejor persona.

No puedes sentirlo de otra manera.

Ahora estás aquí, atendiendo la llamada y activando tu mente en busca de soluciones, siempre las hay sólo hay que querer encontrarlas. Y tú, que eres un profesional, que te apasiona lo que haces (porque si no es así estás perdido), te pones en marcha sabiendo que no le defraudarás.

¿Es complicado?, ¿No lo tenías planificado? ¿Tu agenda está desbordada? No importa, tú sabes discriminar y establecer las prioridades. Tu mente es un constante procesador que no descansa, porque sabe de tus pasiones y de lo que te reconforta. Acreditar, un días más, que has generado confianza, soluciones y superado los retos.

Continúas escuchando…

Y tan bonita es
Que a veces se despista
Y yo me dejo ser
Y tan bonita es... 

Estábamos en la preocupación de la estrategia comercial, técnicas de venta ¿recuerdas? Por momentos parecía un proyecto difícil.

Sales del despiste y te das cuenta de que la solución está en tus manos, ni más lejos, ni más cerca, ni es difícil, ni es preciso inventar nada.
Únicamente depende de ti, de tu actitud, de tu empatía, de tu honestidad, de tu entrega, de tu pasión.

Cuando miras a los ojos de forma transparente, cuando pones pasión en lo que haces y crees en ello, cuando eres honesto con tus clientes y contigo mismo, cuando el "humo" es un elemento descartado y descatalogado en tu estrategia, cuando te pones en la piel del cliente, cuando te entregas en cuerpo y alma a lo que haces y además disfrutas con ello….
No necesitas hacer el pedido de “estrategia comercial” porque lo tienes de serie.

Dani Martín amplifica tu emoción…

Es vida lo que me das
Vida tu caminar
Vida que arrampla
Cobarde que lucha
Que sueña que perderás
Vida que vuelve a dar
Vida que sola estas
Vida repleta de gente
Que nace que vive
Que viene y va.


Que bonita la vida
Tantas veces enorme
Te acaricia y te mima
Te hace sentir tan grande
A veces eres su niño
A veces enemiga
Qué bonita la vida


Querido amigo si tú me convences no tendrás que venderme nada porque seré yo quien acudiré a conquistarte.

La confianza que me generas, tu atención, tu interés, tu escucha activa, esa pasión que me transmites, la sonrisa con la que me recibes, tu interés por mis problemas, tu soluciones, tu respeto sin intrusismo, tu honestidad aún en ocasiones en las que no puedes complacerme, tus alternativas, tu elegancia, tu imagen, las emociones que me generas,  tus detalles…. Hacen que no necesite que me vendas porque soy yo el que necesito comprarte.

Qué bonita la vida
Que regalo tan grande
Que luego te lo quita
Te hace no ser de nadie
A veces sin sentido
Otras tantas gigante
Que bonita la vida.


Cuida, MIMA a tu cliente, descubre sus necesidades, transmite entusiasmo, dile NO si es preciso,  motiva, sorprende, cuida los detalles, simplifica, emociónale, ¡sé diferente!

Y tan bonita es
Y yo me dejo ser
Y tan bonita es... 

Es vida lo que me das
Vida tu caminar
Vida que arrampla
Cobarde que lucha
Que sueña que perderás
Vida que vuelve a dar
Vida que sola estas
Vida repleta de gente
Que nace que vive
Que viene y va.


Y continúas escuchando porque la  música tiene  ese don especial que  si te paras… y sientes…. hallarás lecciones maestras que no se enseñan en la universidad porque son tan sutiles y especiales que sólo tu sensibilidad y tus sensaciones son capaces de registrarlas y aprender de ellas…

Y lo más curioso es que tus clientes lo captan, por eso te buscan, vuelven y vuelven a buscarte.

Entre vender y convencer existe un gran diferencia, una línea sutil entre el “humo” y las emociones, si sabes dibujarla, si lo haces, si lo consigues, descubrirás el Éxito.

Mis neuronas, ya desperezadas, activas, a pleno rendimiento, bailan al son de la música felices y sonrientes, se dan codazos y me hablan… Tu ADN es la Gestión del Éxito.

Inspiro profundo, sonrío y con paso firme salgo a la calle convencida de que estoy en el camino correcto.

Vida, vida, vida, vida...

Qué bonita la vida
Que te mece con arte
Que te trata de usted
Para luego arroparte
Te hace sentir valiente
Otras tantas don nadie


¿Me acompañas? No dudes 
Juntos, ¡seremos Éxito!

¡Qué bonita la vida!





Esther de Paz

lunes, 8 de junio de 2015

Sensaciones... Elijo ¡VIVIR!






Antes de comenzar nuestra charla es preciso que hagas algo, es importante. 
Párate dónde estés, respira profundo y lento, abstráete de lo que tengas alrededor. 
Este momento es tuyo y te pertenece, regálatelo. 

Cierra los ojos, transpórtate por unos minutos a otra dimensión y cuando estés preparado…. Siente… y acompáñame con el alma… 


Sensaciones…… son esas cosas que nos recorren la piel y la alteran de forma insospechada…

Emociones…. Son esas cosas que nos encojen y hacen temblar el alma...

Momentos…. Son esas cosas hechas de instantes que ocurren cada día pero nunca son iguales…

Vida… es eso que es único y no se repite, pasa y no vuelve, sucede y se siente, se palpa, se mastica, se degusta y también te amarga, te enseña y a veces te engaña. Te envuelve y te abriga, te castiga y te premia  y a su vera y paradójicamente en su seno caminamos deambulando creyéndonos sabios siendo niños, grandes siendo pequeños, fuertes siendo frágiles, enteros estando a trozos, inocentes y culpables  siendo culpables e inocentes, expertos siendo ingenuos y listos siendo sabios…

Así se pasa y cada paso es una letra, cada letra un sentido y cada sentido una incógnita, una prueba, una experiencia, una aventura, una emoción, una enseñanza…. 
Cada enseñanza una huella, cada huella un destino y cada destino una esperanza… de ser mejor, más maduro, más humano, más feliz, más fuerte, más sabio…

Desconocemos el secreto del desmedido poder que tienen las emociones,  ¿por qué nos morimos por sentir y sentimos para estar vivos? ¿No es una paradoja?

Quizás lo sea, pero alcanzado este punto nada es importante salvo seguir sintiendo, navegar, nadar y bucear en y con nuestras emociones. 

Sentirnos plenos, llenos y felices dejando que la corriente nos acune en un viaje sin fin jugando con los vientos, utilizando nuestra sabiduría como experto capitán que maneja las velas y el timón en busca del puerto.

Cada día suceden cosas a nuestro alrededor, aparecen y desaparecen personas, cada día es una aventura, cada aventura una experiencia y cada experiencia una vida, por ello… elijo ¡VIVIR! 

VIVIR CON MAYUSCULAS, a pesar de lo menos bueno, a pesar de las tristezas, a pesar de las tensiones, a pesar de los golpes, a pesar de los llantos, a pesar de las decepciones, a pesar de las normas, a pesar de las personas que nos hacen daño, a pesar de las incertidumbres, a pesar de las angustias, a pesar de equivocarme...

A a pesar de todo ¡elijo VIVIR!

Magia son esas cosas que pasan y no se explican, que te sorprenden, que surgen sin provocarlas y … desde ese instante sabes que nada ya será igual…

Complicidad,  risas, pasiones compartidas, mentes despiertas y ávidas de saber, atracción, sintonía, perfecta armonía, emocionantes conversaciones y momentos que se exprimen hasta lo insólito.

Sensaciones... 

Momentos...

Vida...

Magia... 

Ingredientes indispensables y en tus manos. 

Aparecen de la nada y sucede, impacto certero y preciso en el punto de la emoción, chispazo, escalofrío y certeza absoluta de que habrá un antes y un después de ese momento….

Elige, tú eres el protagonista. 

Pero de nuevo te pido que te pares, respires y sientas

Siente no dejes de sentir, siéntelo todo, aun lo malo, cierra los ojos y siente, estremécete, disfruta sintiendo, tiembla, aunque en ocasiones duela, vive con intensidad cada minuto y recréate disfrutándolo…

Vida es eso que te emociona y sientes.
Vida es eso que se acaba, tiene fin y se zanja, puedes llegar al final entero y triste, o sonriendo feliz lleno de remiendos en el alma.

Querido amigo, ¿comprendes ahora porqué te pido que te pares y me acompañes con el alma?

¡Este es el momento! Ese, en el que debes decidir quién es el protagonista de tu vida.

Ahora, ahí parado, de nuevo respira profundo y lento, abstráete, cierra los ojos, haz una profunda reflexión y Siente,  y cuando estés preparado decide.... 

Si eres o vas a cederle el papel a otros ....




Esther de Paz