lunes, 23 de marzo de 2015

¿El secreto de Google?






Leyendo el post de Diego Lorenzana, titulado ¿Deberíamos facilitar el ocio en nuestros lugares de trabajo? (ver más)  sentí la necesidad de escribir estas líneas...

Comienzo haciéndote algunas preguntas:
  1. ¿Cuándo has conseguido tus mayores logros?
  2. ¿Cuándo has tenido la necesidad de transmitir tus pasiones, en lo que crees porque es tan bueno que quieres divulgarlo para contagiar sus beneficios?
  3. ¿En qué momento has estado dispuesto a dar más de lo que te piden de forma absolutamente voluntaria?
  4. ¿En qué momento te has sentido más comprometido con algo o alguien?
  5. ¿Cuándo has alcanzado tu mayor nivel de productividad?
  6. ¿Cuándo has sido más flexible ante los inconvenientes?
  7. ¿Cuándo, al abrir los ojos por la mañana, has tenido la necesidad de comenzar el día ¡ya! y comerte el mundo?
  8. ¿Cuándo tu sonrisa permanece durante más tiempo en tu rostro?

Espera, no respondas, permíteme ver si acierto.

  1. Cuando te has sentido válido, útil, motivado.
  2. Cuando te apasiona lo que haces, lo que vives y lo que sientes al hacerlo. Cuando te dan si pedir nada.
  3. Cuando te has sentido importante para alguien, querido, valorado, mimado, protegido, impulsado.
  4. Cuando estás tan feliz y satisfecho con tu entorno que eres capaz de concentrarte con alma, corazón y vida y disfrutar lo que haces.
  5. Cuando te entienden y también comprenden tus cambios, tus necesidades, tus momentos menos buenos, tus fallos, cuando necesitas ayuda y la obtienes.
  6. Cuando lo que te espera ese día es apasionante y vas a disfrutar haciéndolo y por ello estás deseando empezar.
  7. Cuando te sientes satisfecho, cuando das y recibes felicidad, cuando tus emociones positivas superan por mucho a las negativas.  
  8. Cuando ¡eres feliz!
¿Es así? ¿He acertado?

Continúo preguntando:

¿Quieres ser el mejor? ¿Liderar? ¿Buscas la excelencia? 

Escúchame...
  1. Cuando una  persona se siente válida, útil, motivada.
  2. Cuando le apasiona lo que hace, lo que vive y lo que siente al hacerlo. Cuando le dan si pedir nada.
  3. Cuando se siente importante, querida, valorada, mimada, protegida, impulsada.
  4. Cuando está tan feliz y satisfecha con su entorno que es capaz de concentrarse con alma, corazón y vida y disfrutar lo que hace.
  5. Cuando le entienden y también comprenden sus cambios, sus necesidades, sus momentos menos buenos, sus fallos, cuando necesita ayuda y la obtiene.
  6. Cuando lo que le ofrece el día es apasionante, sabe que va a disfrutar haciéndolo y por ello anhela empezar.
  7. Cuando se siente satisfecho. Cuando da y recibe felicidad. Cuando sus emociones positivas superan con mucho a las negativas.
  8. Cuando ¡es feliz! 

Lo emana, lo transmite, lo divulga, hace todo con pasión 
¡la genera!



La felicidad es un estado de máximo potencial que provoca una disposición de entrega sin restricción, provoca generosidad, compromiso, entusiasmo y ¡se irradia!

Querido Empresario, Presidente, Director General, Consejero, Directivo,  Mando intermedio, Emprendedor, Autónomo, mi querido amigo, si leyendo mis respuestas asentías porque he acertado, si en cada una de ellas te has sentido reflejado…
No busques más lejos, ni te desgastes en el camino equivocado, porque el secreto de Google está en tu mano.

Las personas son el mayor activo de una organización.

Un líder es quien sabe hacer que un Equipo se sienta MARCA y experimente que cada una de sus acciones se reflejan en ella.
Quien transmite valores humanos, apoya, acompaña, impulsa, enseña, empatiza y sonríe con su Equipo, quien se gana su respeto profesional y personal.

¡Cuidado!, he dicho “ganar” no “imponer” entre ambos verbos hay una gran diferencia directamente proporcional a los resultados.

Lidera tu Organización, imprégnala de tu esencia, entusiasmo, energía, cuídala, valórala, da, genera felicidad en tu entorno ¡TRANSMITE!, gestiona el talento, potencia la marca personal y potenciarás tu MARCA.

Google lo tiene muy claro (ver más)




Motívales, ¡motívate! ¡Lidera con el corazón!

Y sé egoísta, muy egoísta,  porque... ¡Generando felicidad se es Feliz!




Esther de Paz 

lunes, 16 de marzo de 2015

La Comunicación es un arte






Personalmente soy una apasionada de la Comunicación, es un mundo fascinante que nos abre un horizonte sin límites para conectar con el mundo y las personas.

La Comunicación es la capacidad y habilidad de transmitir un mensaje de tal forma que el receptor interprete exactamente lo que queremos decir.

Comunicar es “compartir”,  “poner en común”

A través de la comunicación, se obtiene información y a su vez permite compartirla. Es un fenómeno inherente a la relación entre seres que se encuentran en grupo, por tanto es  un elemento presente e imprescindible en cualquier ámbito. Constantemente nos comunicamos con el entorno de múltiples maneras, a veces no somos ni conscientes… sin embargo la comunicación existe y nos envuelve.

Desde el punto de vista personal es la herramienta de conexión más potente que posee el ser humano para vivir en sociedad y conectar con ella. Enriquece, es un feed back constante que permite conocer cómo nos ven los demás y a su vez transmitir nuestro punto de vista, lo cual nos hace más eficaces e inteligentes socialmente, al poder conocer lo que hacemos mal para corregirlo.

Desde el punto de vista profesional, es un pilar fundamental en cualquier empresa y precisamente en este ámbito quiero centrarme hoy.

En el mundo empresarial una buena comunicación es sinónimo de efectividad, eficiencia, optimización de tiempos y recursos, tanto en el ámbito interno, como de cara al cliente.

La comunicación y la imagen van de la mano, somos lo que comunicamos.
La excelencia y la eficiencia son directamente proporcionales a la calidad de la comunicación. Una buena comunicación genera satisfacción, motivación y resultados.

Una marca está en constante comunicación con el cliente, a través de su imagen, de sus recursos humanos,  de sus productos, de su Marketing, de sus acciones.

Continuamente el receptor recibe los mensajes, incluso de forma inconsciente, pero le llegan, el cerebro los procesa y ello determina su grado de satisfacción, complicidad y fidelización con el emisor, con nuestra Marca.

La comunicación en la empresa es continua, constante, fundamental y su éxito depende mucho de ella.

A continuación te resumo en 6 puntos fundamentales como abordar la comunicación con el cliente. La esencia que garantizará el Éxito de tu Marca:
  1.  Imagen comunica una forma de ser, una filosofía, ello determinará que generes o no, confianza.
  2. Lenguaje verbal trasmite educación, corrección,  compromiso, conexión con el interlocutor. Debe de ser claro, conciso, asertivo y adecuado al contexto.
  3. Lenguaje corporal transmite confianza, éxito, responsabilidad.
  4. Lenguaje escrito demuestra elegancia, sencillez, diferencia, capta su atención.
  5. Marketing marca estilo, diferénciate, determina con ello la elección de tu Marca anteponiéndola al resto de opciones.
  6.  Redes Sociales transmite dinamismo, entusiasmo, evolución, innovación, empatía, talante, ¡sorprende!
En cuanto al lenguaje escrito,  existe  una máxima que  no  debes olvidar:  “Siempre debe estar pensado para que cualquier receptor lo pueda entender”.

Se trata de hacer el ejercicio de ponerse en el lugar del interlocutor, teniendo en cuenta que éste puede ser “cualquiera”, es decir, que no tiene porqué conocer el tema del que se trata.

Si la comunicación es excelente, cualquier interlocutor sería capaz de entender sin necesidad de estar en antecedentes o conocer en profundidad el tema del que se trata. 

Y por último, como punto final, mi consejo:

Transite desde lo más profundo de tu interior, emociónate, empatiza, se asertivo, ¡conecta!

¡Pon el alma en tu comunicación y llegarás directo al corazón!


La comunicación es un ARTE imprescindible en tu empresa



Tú y yo, juntos, podemos ser grandes artistas
¿Nos ponemos en marcha?



Esther de Paz 

lunes, 2 de marzo de 2015

Iba a escribirte pero me dio por...MIRARTE






¿Música? ¿Letras? ¿Palabras?

¿De qué hubieras compuesto el escrito para el post de esta semana?

Quedo a la espera, desde aquí, mirándote fijamente para que juntos, demos forma a este lunes.

Hoy eres tú el protagonista.

Atrévete a escribirlo conmigo…





Esther de Paz